NECESIDADES BASICAS CUBIERTAS


En este sistema queremos tener cubiertas unas necesidades básicas. Vamos a definir cuales serían estas necesidades básicas, sin tener en cuenta mejoras que se podrían tener en función de los puntos de prestigio acumulados, es decir, vamos a definir lo mínimo de lo que tendríamos derecho sin ningún prestigio.

Vivienda.

La propiedad de las viviendas será comunitaria. Se asignaran a las familias en función de sus necesidades, trabajo realizado, peculiaridades de accesibilidad de la persona.

Alguien que viva solo, podría ser suficiente, una vivienda compuesta de un salón- dormitorio y un aseo. Otros servicios, como comedor, cocina, lavandería serían comunitarios en el edificio.

Una familia sin hijos, podría disponer de una habitación dormitorio, salón y aseo. Si la familia crece se les puede asignar otra vivienda con una habitación adicional por cada dos hijos y una pequeña cocina.

En la vivienda se dispone de energía eléctrica, mobiliario imprescindible, calefacción y ordenador con conexión a Internet, pequeño frigorífico.

Para evitar el derroche de luz eléctrica, se puede fijar un consumo máximo mensual. Si se superase este consumo máximo, se podría restringir la disponibilidad de energía eléctrica a unas horas diarias, o reducir la potencia, para evitar la conexión simultanea de muchos aparatos eléctricos.

 

Alimentación.

La alimentación estará cubierta en la asistencia a comedores comunitarios. Estos comedores estarían situados en centros educativos, de trabajo y zonas residenciales, para poder ser fácilmente accesibles a todos los ciudadanos.

En estos comedores se servirán menús diseñados por dietistas para garantizar una alimentación equilibrada y saludable para todos. También se deben garantizar menús especiales para personas alérgicas, o con otras limitaciones alimenticias.

Como complemento de las comidas ofrecidas en estos comedores, se pueden repartir vales canjeables por determinados alimentos.

Los menús se podrían consumir en el comedor comunitario o recogerlo para consumirlo en su domicilio.

Las cocinas colectivas reducen sensiblemente el coste en los productos utilizados, la energía requerida para cocinarlos y el tiempo necesario para prepararlos.

 

Vestido.

Se pueden determinar unas necesidades mínimas de prendas de vestir. Para la reposición de prendas se pueden repartir vales para canjear cuando se precise.

 

Educación.

Hay que aproximar la educación a los estudiantes, aprovechando las nuevas tecnologías. Hay que diseñar un nuevo sistemas de educación, más flexible y personalizado.  Fomentar la cultura y el afán por aprender. Fomentar la curiosidad por el saber. Hacer que el aprendizaje no se limite a las aulas. El juego y los espectáculos pueden ser vías de aprendizaje. Hay que enseñar a aprender y enseñar a enseñar.

 

Sanidad.

La sanidad, además de gratuita, debe ser cómoda,  reduciendo las tareas administrativas y desplazamientos.

Por ejemplo, podemos hacer una primera consulta con el médico por viodellamada. Si se requieren muestras para analizar, estas pueden ser recogidas directamente en el domicilio y remitidas al laboratorio. Los resultados pueden ser incorporados directamente a una base de datos de pacientes, consultable por el médico. El diagnostico de la enfermedad, así como la medicación necesaria puede ser remitida a nuestro domicilio. Las radiografías, ecografías, TACs, etc pueden ser incorporadas a la base de datos, como fichero de imagen o video sin necesidad de imprimirlas y de esa forma ser consultadas inmediatamente por el medico. Si no re requiere una visita, podemos acceder a cualquier medico en cualquier parte.

Un sistema automatizado programado por el medico, puede requerir nuevos análisis para un seguimiento de la enfermedad, o el suministro periódico de medicación.

Se pueden aplicar múltiples mecanismos para mejorar el servicio y a la vez reducir el uso de recursos (coste).

 

Asistencia a la dependencia.

Para las personas que lo requieran, deberán tener disponible la asistencia necesaria para poder desenvolverse dignamente. Esto incluiría el acceso a una vivienda adaptada o residencia, automatismos para desplazarse y ayuda de otras personas.

 

Transporte.

Además de disponer de un servicio de trasporte público gratuito que nos permita acceder a cualquier lugar, se proporcionará una bicicleta a cada persona.

El transporte por motivos de esparcimiento y ocio podría estar restringido a disponibilidad o cupos anuales.

 

Ocio – Centro social.

El acceso a espectáculos, museos, etc., sería gratuito. Las personas reservarán el acceso por Internet, escogiendo el horario deseado y la butaca de entre los que queden disponibles. Podrían registrarse las reservas realizadas, dando prioridad de selección a personas que menos veces hayan reservado.

Distribuidos por la ciudad, existirían Centros Sociales, lugares de reunión. Podrían coincidir con el mismo local de comedor comunitario. En este club social, existiría un bar, juegos de mesa, biblioteca, pistas deportivas, piscina.

Un punto interesante en este recinto, sería una sala de herramientas, donde cada uno pueda disponer de herramientas y espacio para hacer sus reparaciones, incluso podría haber alguien para asesorar o ayudar. Las herramientas podrían estar disponibles para préstamo (al igual que los libros en la biblioteca).

 

Menaje para hogar.

Como complemento a la vivienda y mobiliario, se tendrá que disponer de toallas, sabanas, mantas, productos de limpieza y aseo, cubertería, etc. Se proporcionará un kit básico de estos utensilios en función de los miembros de la familia, y unos cupones para reposiciones.

 

Smartphone.

Como herramienta fundamental para la interacción dentro del sistema social, cada persona dispondrá de un Smartphone o similar. Esta herramienta conectada a Internet, permite consultar, reservar y valorar en cualquier momento y desde cualquier sitio.

 

Pienso que disponiendo de los servicios anteriormente descritos, sin ningún coste, una persona puede vivir dignamente sin ninguna necesidad adicional. Sobre estas necesidades básicas descritas, mediante el sistema de puntos de prestigio obtenidos por el trabajo y la participación, se pueden otorgar privilegios que mejoren estos servicios básicos.

PRESTIGIO – (un mundo sin dinero)


PRESTIGIO

En cualquier sistema es fundamental que la gente participe, cuanto mas mejor. Hay que evitar que se acomoden a tener las necesidades vitales básicas cubiertas, y por ello no hagan nada. Además de incentivar la participación con la educación, hay que incentivarla con una recompensa por el trabajo realizado, acorde a la valoración que se haga de ese trabajo. También una valoración positiva de nuestro trabajo supone un incentivo.

En el sistema actual, para incentivar el trabajo, se usa el dinero. Por lo general, se trabaja para ganar dinero, que luego se gasta para obtener bienes y servicios. En esta situación necesitamos un sistema de ahorro o seguridad social para garantizarnos una vejez tranquila. No se garantiza que el dinero acumulado provenga del trabajo y de unos resultados positivos para la sociedad.

Yo propongo un nuevo sistema para incentivar el trabajo y la participación: lo llamo PRESTIGIO.

En este caso el prestigio conseguido no se gasta para obtener bienes y servicios. El prestigio obtenido nos da privilegios. Nos da privilegios  para mejorar nuestra calidad de vida. El prestigio se va acumulando a lo largo de nuestra vida y no se gasta. El prestigio no se hereda ni se regala, hay que ganarlo. Cuando somos pequeños y vivimos con nuestros padres disfrutamos de la calidad de vida que les da el prestigio acumulado por ellos, pero cuando nos independizamos, nos amoldamos al prestigio personal hayamos conseguido.

Un modo de sancionar acciones ilegales o incorrectas, podría ser con la perdida de prestigio.

El prestigio podría acumularse en forma de puntos (puntos de prestigio).

Una persona sin prestigio, disfrutaría de unos servicios mínimos: una vivienda justita, una alimentación básica, acceso a ocio no prioritario. El aumento del prestigio, podría mejorar sus condiciones de vida: acceso a una vivienda con urbanización, poder acceder a alimentos mejor valorados por su sabor, prioridad al acceso a los espectáculos, derecho a realizar viajes de esparcimiento, etc. La cantidad de mejoras, en distintos grados, que se pueden definir, es muy extensa.

Se podrían agrupar las mejoras en paquetes, disponibles a partir de la acumulación de una determinada cantidad de puntos de prestigio. Estos paquetes de mejoras, así como la cantidad de puntos requeridos para alcanzarlos se pueden actualizar, en función de la evolución de la sociedad y las necesidades de cada época.

 

Como obtenemos puntos de prestigio.

Los puntos de prestigio se obtienen participando en los distintos aspectos de la sociedad.

Todas nuestras participaciones son valoradas por los demás. En función de como sean estas valoraciones obtenemos más o menos puntos de prestigio.

Podemos participar, realizando investigaciones, creando obras culturales y artísticas, aportando sugerencias, ideas y comentarios en foros, realizando trabajos, e incluso valorando las acciones de los demás. Planteamos algunos ejemplos:

Un artista compone una canción, interpretada por un cantante y músicos y grabada por un técnico de sonido. Esta obra es publicada en Internet, para que cualquiera la pueda disfrutar sin costo alguno. Los que descargan y escuchan la canción emiten valoraciones. Estas valoraciones pueden referirse a la totalidad de la obra, pero también a la letra, a la sintonía, a la interpretación del cantante, o de los músicos, así como a la calidad técnica de la grabación.

Un científico descubre una vacuna para una determinada enfermedad. Los resultados de la investigación se publican en Internet para que cualquiera pueda contrastar esos resultados y producir la vacuna. Las personas que acceden a esta información o que optan por recibir la vacuna descubierta, hacen una valoración del descubrimiento, de los artículos publicados por otros científicos a partir de la investigación inicial, incluso del enfermero que le suministra la vacuna.

Un cocinero trabaja en la preparación de los menús en un comedor colectivo o restaurante. Para realizar estos platos, se usan productos obtenidos de una determinada granja y huertas. La gente que come sus platos valorará al cocinero y los productos empleados.

Un equipo deportivo participa en una competición. Los espectadores de esa competición, valoran la participación de los deportistas.

Para incentivar que la gente emita valoraciones, la emisión de estas valoraciones también puede proporcionar puntos de prestigio.

Las valoraciones se emiten en un formato normalizado para poder ser fácilmente ponderadas por un sistema informatizado. También deben poder ser emitidas en cualquier sitio o situación. Por ejemplo, vamos por la calle, y observamos una escultura un una plaza que nos llama la atención. En ese momento debemos poder valorarla. Para poder emitir las valoraciones podemos usar el Smartphone que siempre nos acompaña.

Hay que incorporar mecanismos para evitar valoraciones inválidas. Por ejemplo, para valorar una canción debes habértela descargado previamente, para valorar una obra de teatro debes haber acudido a ver la obra, etc.

También se pueden organizar competiciones que otorguen puntos de prestigio extras a los ganadores.

Resulta obvio que este sistema de asignación de puntos de prestigio requiere un estudio muy exhaustivo para evitar abusos e injusticias en su aplicación. Para que resulte efectivo, la cantidad de puntos acumulados en relación con los privilegios ganados, debe suponer siempre  un esfuerzo.

Para evitar la desmesurada acumulación de puntos de prestigio por un trabajo, la asignación podría aumentar de manera no lineal, de manera que cuantas más valoraciones recibidas, mas cueste incrementar los puntos de prestigio por ese trabajo.

La obtención de puntos de prestigio podría estar condicionada, también, por la valoración general del sector en el que se realiza el trabajo. En una determinada época la sociedad puede considerar que los trabajos relacionados con la conquista espacial tienen especial relevancia, en este caso las valoraciones realizadas sobre trabajos de este tema proporcionaran más puntos de prestigio que las mismas valoraciones en trabajos de otros temas.

La complejidad del algoritmo para la asignación de puntos de prestigio será alta, para tener en cuenta todas las variables y circunstancias posibles.

 

Conclusión

Mediante el prestigio podemos encontrarnos, en que tras una vida de trabajo y dedicación a los demás, disfrutemos de un descanso aderezado con algunos privilegios. Estos privilegios nos los habremos ganado
exclusivamente con nuestro esfuerzo. A la vez ese esfuerzo habrá dado unos resultados (nuevos descubrimientos, obras artísticas y culturales) que suponen una herencia para nuestros hijos (y los de todos), que gracias a ellos disfrutaran de una vida mejor.